CÁNCER GINECOLÓGICO

Las neoplasias del tracto genital femenino constituyen un importante problema de salud a nivel mundial. El cáncer cervicouterino (CaCu), dentro de los tumores ginecológicos, los más frecuentes son, por orden de frecuencia, el cáncer de endometrio, el de ovario y el carcinoma de cérvix.

Cada tipo de cáncer ginecológico es desigual y muestran signos y síntomas propios que no son los mismos para todas las personas, como sangrado vaginal no normal, periodos menstruales abundantes o que duran más de lo normal, o sangrado inusual entre periodos.

Cáncer de Endometrial

El cáncer de endometrio generalmente comienza en las células que recubren la cavidad uterina. No se sabe exactamente cuál es la causa del cáncer endometrial, pero el riesgo aumenta si existen niveles altos de estrógeno en el cuerpo. Esto es más probable si existe sobrepeso, diabetes o se ha recibido terapia hormonal sustitutiva (EHS). Con la edad, las mujeres también corren un mayor riesgo, así como aquellas con antecedentes familiares.

Los síntomas más representativos del cáncer de endometrio son:

  • Sangrado vaginal después de la menopausia.
  • Menstruación abundante y duradera.
  • Dolor abdominal.
  • Cambio en las características del flujo vaginal.
Cáncer de Ovarios

El cáncer de ovario puede ser difícil de diagnosticar en las etapas tempranas, ya que puede crecer dentro del abdomen sin dar síntomas. Cuando aparecen los síntomas, lo más habitual es que el tumor esté avanzado e incluso se haya extendido a otras áreas del cuerpo. La terapia hormonal sustitutiva (TRH) y otros tratamientos hormonales se han relacionado con un incremento de la posibilidad de contraer cáncer de ovario.

Los síntomas del cáncer de ovario son:

  • Abdomen hinchado.
  • Dolor de abdomen o pelvis.
  • Cambios en el periodo menstrual.
  • Sangrado vaginal después de la menopausia.
  • Dolor de espalda.
Cáncer de Cuello Uterino o Cérvix

El cuello uterino es la parte inferior del útero (matriz) y se une a la vagina. Las células del revestimiento del cuello uterino crecen anormalmente de una manera descontrolada cuando hay un tumor. El cáncer de cuello uterino es uno de los tumores más susceptibles de prevención. Las revisiones ginecológicas y las citologías son de vital importancia, ya que si se detecta temprano, las probabilidades de curación aumentan. Puede ser desencadenado por el virus del papiloma humano (VPH) que se transmite a través de relaciones sexuales.

Los síntomas que caracterizan al cáncer del cuello uterino o cérvix son:

 

  • Sangrado vaginal después de la menopausia.
  • Menstruación abundante y duradera.
  • Dolor abdominal.
  • Cambio en las características del flujo vaginal.
  • Sangrado después de las relaciones sexuales.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Fuentes: SEOR. Tumores Ginecológicos. Seor.es; S.F.
Torres-Lobatón A, Amoretti C, Morgan-Ortiz F. Cáncer ginecológico: evolución de su frecuencia relativa en una institución de alta especialidad. Elsevier; Julio 2014.

Te brindamos atención médica segura y certera,

contáctanos.