CÁNCER DE TIROIDES

Este es uno de los cánceres que se presenta con menos frecuencia, tiene una incidencia aproximada de 9 casos por cada 100,000 habitantes.  La glándula tiroides tiene forma de mariposa y normalmente se localiza en la parte de adelante del cuello; su trabajo es formar las hormonas tiroideas, volcarlas al torrente sanguíneo y entregarla a todos los tejidos del cuerpo. Las hormonas tiroideas ayudan al cuerpo a utilizar energía, mantener la temperatura corporal y a que el cerebro, el corazón, los músculos y otros órganos funcionen normalmente. El cáncer de tiroides usualmente responde muy bien al tratamiento y frecuentemente se puede curar con cirugía y, cuando esté indicado, yodo radiactivo. Aun cuando el cáncer de tiroides está más avanzado, existe tratamiento efectivo para las formas más comunes de este tipo de cáncer.

Causas

Es importante considerar que el único factor etiológico sólidamente relacionado con su desarrollo son las radiaciones ionizantes. La exposición de la tiroides a altas dosis de radiación, especialmente si la exposición ocurrió durante la infancia, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de tiroides. Se ha descrito, también, el cáncer familiar de tiroides no medular, que es una enfermedad heterogénea que incorpora tanto tumor asociado a  síndromes y tumores aislados.

Factores de riesgo
  • Sexo y Edad

Ocurren alrededor de tres veces más en las mujeres que en los hombres. Puede ocurrir a cualquier edad. Sin embargo, para las mujeres (quienes con más frecuencia están en las edades de 40 a 59 años al momento del diagnóstico), el riesgo está en su punto más alto a una edad menor que para los hombres (quienes usualmente están en las edades de 60 a 79 años).

  • Afecciones Hereditarias

Varias afecciones hereditarias se han asociado con diferentes tipos de cáncer de tiroides, como antecedente familiar.

  • Antecedentes Familiares

Su riesgo de cáncer de tiroides aumenta si usted tiene un pariente de primer grado (madre, padre, hermana o hija) con cáncer de tiroides, incluso sin que haya un síndrome hereditario conocido en la familia.

  • Sobrepeso u Obesidad

Según la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), las personas con sobrepeso u obesidad tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de tiroides que las que no tienen sobrepeso u obesidad. 

  • Yodo en la Alimentación

Una alimentación con mucho yodo puede aumentar el riesgo de cáncer de tiroides papilar. En América, la mayoría de las personas obtienen suficiente yodo en la alimentación, ya que se le añade a la sal de mesa y a otros alimentos.

Tipos
  • Cáncer Papilar (también llamado carcinomas papilares o adenocarcinomas papilares): alrededor de 8 de cada 10 cánceres de tiroides son cánceres papilares. Estos cánceres suelen crecer muy lentamente, y por lo general se origina en un solo lóbulo de la glándula tiroides.
  • Cáncer Folicular (también llamado carcinoma folicular o adenocarcinoma folicular): el cáncer folicular es el próximo tipo más común, representando alrededor de 1 de cada 10 cánceres de tiroides.
  • Cáncer de Células Hürthle o Carcinoma de Células Oxífilicas: alrededor del 3% de los cánceres de tiroides son de este tipo que es más difícil de encontrar y de tratar.
  • Cáncer de Tiroides Medular (MTC): representa aproximadamente un 4% de los cánceres de tiroides. Se origina de las células C de la glándula tiroides que normalmente produce calcitonina, una hormona que ayuda a controlar la cantidad de calcio en la sangre.
  • El Carcinoma Anaplásico (también llamado carcinoma indiferenciado): es una forma poco común de cáncer de tiroides, representando alrededor de 2%. Este cáncer a menudo se propaga rápidamente hacia el cuello y otras partes del cuerpo, y es muy difícil de tratar.

Fuente: American Society of Clinical Oncology. Cáncer de Tiroides. Cancer.net; Marzo 2019. 
American Thyroid Association. Cáncer de Tiroides. Thyroid.org; S.F.

Tu salud está en las mejores manos,

contáctanos.